Maguey

Por: Yadira Arteaga

Cuentan los ancianos que la Luna era muy celosa de todas y cada una de sus hijas las estrellas y por lo mismo les tenía estrictamente prohibido pisar la tierra de los hombres para que ninguno profanara su belleza, pero había una en particular que le encantaba pasear en la tierra y abandonaba constantemente su casa, el cielo.

Amaba ver el campo, las flores, a los pájaros cantar, con el tiempo se aventuro más y empezó a conocer a los hombres, vio que penaban y sufrían, pero al mismo tiempo nunca dejaban de trabajar, se dio cuenta que amaban y sonreían, que lloraban pero aprendían a superar sus penas… eso la llevo a amar a los humanos.

Un día ella estaba cantando y bailando feliz del lugar que había encontrado pues era un santuario de mariposas y hasta ese entonces nunca las había conocido, de repente sintió que alguien la tomo del hombro, corrió asustada por las advertencias de su madre, sin embargo al ver que era un joven y que no se veía peligroso se calmo, entonces él camino hacia ella y le pregunto:

-¿Cómo te llamas?

-Mayahuel- tímida le respondió

-Yo me llamo Mixtli

Ella se quedo mirando al joven durante un buen rato, hasta que él se aventuro a hablar de nuevo.

-Sabes dicen que las mariposas son sinónimo de trasformación, sin importar que en un principio se arrastren por el suelo, cuando llega el momento correcto, en el tiempo correcto suelen transformase en las bellas criaturas que estamos viendo.

-Crees que eso aplique para todos- le respondió intrigada

-Creo que si tienes la suficiente fuerza de voluntad para no darte por vencida, aún cuando pienses que estas en el peor momento de tu vida, en el momento correcto y en el tiempo correcto te transformaras en una mejor persona si eso es lo que decides.

Mixtli se despidió, ella lo miraba contemplativa, las cosas que le dijo y lo que había visto ese día le llevo a pensar que talves su madre estaba equivocada; ¡no todos los hombres son malos!

Ellos siguieron frecuentándose y al tiempo el amor surgió eran felices pero tenían que tener cuidado de que su madre no los descubriera, por ese motivo Mayahuel le pidió al petirrojo que cuando ella se acercará, Mixtli pudiera saberlo con solo mirar al pajarito, se encontraban frecuentemente y el petirrojo era testigo de su amor.

Sin embargo la fatalidad estaba planeada para la pareja desde el momento en que se conocieron, Mayahuel bajo distraída como tantas veces del cielo y no se percato de que su madre la seguía.

La Luna estaba llena de ira al ver que su hija sonreía con un humano, se dirigió violenta hacia ella y miró al hombre con un instinto asesino, le pidió al cielo que dejara caer un rayo sobre él y en el acto murió; pero la Luna no estaba conforme con eso tenía que deshacerse de la deshonra familiar y decidió hacerlo con sus propias manos.

Los dioses observaron el destino de los amantes y decidieron juntar los huesos y enterrarlos en la tierra fértil, cuando lo hicieron los huesos de ambos les transmitían el amor que sentían por la tierra y la angustia que les producía ver a los hombres sufrir.

Pasado un tiempo los dioses quisieron ver que había producido la tierra fértil y los huesos, se sorprendieron al ver una pequeña estrella verde, contentos con el resultado idearon un nombre para tan mágica estrellita y decidieron que se llame Maguey.

Desde entonces el Maguey ofrece alivio pasajero a las personas que saben trabajarlo, les ofrece aguja y sus pencas para condimentar su comida; como una bella metáfora florece una vez cada 20 años como símbolo de amor incondicional y al terminar de florecer muere, de esa manera no podemos olvidar la historia de Mixtli y Mayahuel que se amaron sinceramente.

Aún hoy se dice que si vas con la persona que amas y vez un petirrojo en tu camino es señal de un amor casto, profundo y verdadero.

 

Anuncios

Oficio: Sepulturero

Por: Yadira Arteaga

Mi incursión empezó desde temprano me dirigí a la biblioteca como es costumbre antes de realizar cualquier investigación. Revise durante un rato y me molesto saber que el libro que buscaba no se encontraba ahí; aún así revise otros libros antes de salir del lugar.

Tome el transporte colectivo, ahora el destino era la ciudad de los Atlantes. Al llegar nuevamente me dirigí a la biblioteca después de un rato por fin encontré el “escurridizo” libro, pero al llegar a la sección de Tula me sorprendió  ver que le faltaban las primeras páginas… así sucede con algunos libros, suelen ser víctimas de los biblioclastas.

Con la increíble falta de información, ¡en la era moderna!, recorrí el camino a la manera antigua preguntando a los lugareños, con grabadora de mano.

Finalmente llegué al panteón, la escena aunque tanto lúgubre me pareció bella; un grupo de personas arreglaban su sepulcro familiar, caminé por los enmarañados senderitos y vi a lo lejos a una pequeña comitiva almorzado. Me llamaron y me acerque, cuando llegué pude observar que habían improvisado una pequeña mesa con una lápida. Lo primero que paso por mi cabeza fue la palabra tabú.

Se presentaron amigablemente y yo me disculpe por haber interrumpido su hora de almuerzo; entonces una persona mayor se presento: Me llamo Víctor Villagrán.

Note la potencia de su voz y sospeche que la entrevista sería amena, me gusta conversar con las personas mayores porque siempre están dispuestos a contarte su historia.

Mis ojos rápidamente inspeccionaron sus manos se veían fuertes a pesar de la edad y se veían manos trabajadoras, gire la vista alrededor y aun lado de las sillas pude ver sus herramientas de trabajo, después de todo son sepultureros. Me acercaron un asiento para comenzar con la entrevista, el mismo que me lo cedió se retiró a trabajar, ese día enterraban un petrolero.

Cuando pregunte como era el oficio de sepulturero me comento que se dividían en administrativo y maestro albañil, que tenían que protegerse cuando realizaban excavaciones con guantes, mascarillas y que la ropa que utilizaban al terminar de trabajar la quemaban o terminaban desechándola, porque un fuerte olor a humedad se le impregnaba.

Me dijo preocupado que necesitaban un nuevo panteón porque los dos activos ya no tienen espacio para más cadáveres.

Al salir del lugar recordaba sus palabras y su cara de preocupación, también recordé en el camino que su oficio era peligroso porque como bien me lo menciono ese panteón antes fue una fosa común, al excavar y encontrar antiguas osamentas tienen que tener cuidado con los gases tóxicos que emanan. De esa manera encontraban la muerte de algunos avariciosos que encontraban oro, concluyo Tomas Martínez el maestro albañil.

 

 

 

La Necrópolis

Por: Yadira Arteaga

 

“Cuándo el viajero contempla edificios antiguos, le agrega a su belleza peculiar… ese otro encanto fúnebre que se opone al persistir de la piedra, la fragilidad espiritual de los seres mortales(…)” Manuel Toussaint. Paseos Coloniales

 

Originalmente en Tula, cuando alguien fallecía, ya sea por muerte natural o como sacrificio para los Dioses se recurría a un entierro en donde el cuerpo se depositaba de forma sedente. Si dicho sujeto era un gran personaje se enterraba con toda la solemnidad en cámaras subterráneas, ricamente vestido y acompañado de sus armas; pero si era un personaje común generalmente solía sepultarse en una gran olla de barro.

A la llegada de los españoles y con la conquista espiritual los ritos funerarios cambiaron, ya no se utilizaban cuevas o cámaras subterráneas. Los Franciscanos se dieron a la tarea de evangelizar y construir templos religiosos.

Frente a la Iglesia existe un espacio más o menos cuadrangular llamado atrio, que se usó como cementerio hasta mediados del siglo XIX.

En 1882 se funda el panteón municipal del Huerto de los Olivos al recorrerlo puedes observar los sepulcros más antiguos y alguno que otro personaje importante, entre ellos al Francés Carlos Ferré y a Lucila hija del finado Melchor Ocampo, dichas tumbas hoy son consideradas patrimonio cultural; reconocimiento otorgado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia ( INAH). Este camposanto alberga a los políticos y a la gente importante del pueblo.

Cuando estalló la revolución según informa Víctor Villagrán encargado del Cementerio San José;  se designó un predio para las fosas comunes. Él manifiesta: “Dicen los abuelos que por el año 1914 los guerrilleros caídos en batalla eran transportados en carritos jalados por mulas y ahí los tiraban; nosotros hemos podido verificar la veracidad de esas palabras porque al hacer la excavación hemos encontrado huesos apilados como si fueran leña.” Además de eso comenta que algunas ocasiones los cadáveres tenían su indumentaria, cananas y balas.

En la actualidad la población supera la capacidad de los camposantos y es evidente el deterioro del de San José por lo que rememoro las siguientes palabras: “(…)están condenados de antemano; ignorantes de lo que se pierde. Y, como si adquirieran conciencia de su muerte, los toca un destello de inquietud.” Manuel Toussaint. Paseos Coloniales

¡¡Suuuuuuper viiiiiiajeeee!!

por: Kari y Fer de 5° sem.

  El día 1 de octubre del 2012 se realizo un viaje para los  alumnos de los grupos 501-503. El viaje se realizo a los lugares de Actopan, ixmiquilpan y el parque “ECOALBERTO”.

Empezaremos a platicarles sobre Actopan. Aquí se encuentra el convento de San Nicolás de tolentino.

La pintura que se observa en la totalidad de los muros muestra escenas de la evangelización, además de personajes vinculados a la orden agustina desde sus orígenes hasta el momento de la construcción del convento.

Estas valiosas pinturas lo convierten en un espacio único.

En el EX CONVENTO de ixmiquilpan nos redactaron que este convento ha tenido una historia divergente en la Revolución y posteriormente fue ocupado por varias tropas, mismas que causaron un gran deterioro en el inmueble, con sus paredes llenas de inscripciones en lápiz y carbón, así como varias horadaciones en sus muros. Les mostramos una imagen de tales pinturas:

En1867, el predio fue fraccionado para dar paso a una calle que fue llamada “de los ingleses”; en este suceso desapareció la gran cruz atrial. Pese a eso, ha conservado en su estructura algunas reminiscencias del estilo gótico.

En este convento no solo pudimos apreciar las pinturas sino también hermosos altares.

Y lugares de mucho respeto donde no podías hablar como este:

En toda la pared hay pinturas y está rodeado de bultos religiosos. En la parte izquierda de este se encuentra una pequeña sala de piel como recibidor, al fondo hay un escritorio y en el centro una pila bautismal.

Pero no todo fue iglesias y conventos sino también mucha diversión!

Visitamos el parque ECOALBERTO, en el vivimos una experiencia muy padre porque cada uno de nosotros hicimos lo que fue el rapel…

Tirolesa….

y las lanchas.

Es un lugar donde se puede quedar acampar o pasar el rato la cual sus áreas están muy bonitas.

Aunque su clima es frio y con viento chicos la verdad que no se pierdan esta experiencia. Donde puede ir toda tu familia a pasar el dia
con juegos extremos se lo recomendamos los alumnos del 501 y 503!

Rojo y Negro

 

Por: Yadira Arteaga Miranda

 

Rojo y negro esta patente como otro de los libros oficialmente marcado por la Iglesia como prohibido.

La trama de la historia gira alrededor de un joven llamado Julian Sorel; de origen humilde que trata de ser aceptado en la sociedad, hace lo que se le pide y dice lo que quieren escuchar. Su vida está marcada por la hipocresía y él siempre busca guardar bien las apariencias. Sumamente inteligente no tarda en tener quien lo proteja a él y a sus ideales.

En la novela hay dos mujeres que marcan su vida: el primer amor Luisa Rênal con quien sostiene un pasional amorío que finalmente le llevaría a la guillotina y el segundo amor Mathilde con el que logra el esperado título de nobleza.

Como dato curioso podemos mencionar que Julian era un admirador sin límites de Napoleón Bonaparte y esperaba ser un nuevo Napoleón.

Y si no lo sabías, ahora lo sabes.

Recordando a Ígor Stravinski, Petrushka y el triángulo amoroso

 

Por: Yadira Arteaga Miranda

 

Escuchar a Stravinsky; especialmente su Petrushka siempre me ha deleitado.

Imagina al titiritero haciendo bailar a sus muñecos: El Moro y Petrushka; ambos están enamorados de la bailarina; pero ella claramente prefiere al Moro , al ver esto Petrushka en un arranque de celos ataca a su rival de amores y el titiritero detiene la presentación.

Él se ve confinado al encierro por su comportamiento y cree que es injustamente tratado por demostrar sus sentimientos, la bailarina se asusta de su rudeza y lo deja sumido en la tristeza y desesperación. Lo acrecenta su odio y paranoia.

Al salir de su confinamiento ve a su amada Bailarina en brazos del Moro, entonces Petrushka lo amenaza; pero el Moro no se deja intimidar y se defiende con su espada haciéndolo huir.

Así pues, comienza la persecución y el desenlace no puede ser otro más que la muerte de Petrushka… al final su fantasma los mira amenazante desde el techo del teatrino.

De esta manera podríamos definir a Petrushka como un payaso que no sabe distinguir entre la realidad y la imaginación.

Personalmente amo las historias y creo que los acordes y argumento de Pretrushka han sido una joya invaluable en mi imaginación.

El Marqués de Sade

 

Por: Yadira Arteaga Miranda

 

 Mucho se habla del masoquismo y sadomasoquismo, pero; ¿quién  hizo populares estos términos?

Donatien Alphonse Francois  de Sade  <<mejor conocido como el Marqués de Sade>> nació el 2 de Junio en Francia, provenía de una familia aristócrata y acomodada.

De raíces católicas lo obligan a casarse, pero este al no estar de acuerdo con el matrimonio forzado, se dedica a la vida galante y 4 meses después del matrimonio fue encarcelado por exceso de lenocinio <<léase: manejar una casa de prostitución, ó comerciar sexualmente con terceros>>

Bueno, este famoso Marqués gustaba de protagonizar escándalos. En su época uno de los más famosos es al que se le conoce como “La orgía del bombón cantarídico”, él organizó un baile donde se les proporciono a los invitados pastillas de chocolate mezcladas con polvo de cantárida, sustancia que provoca excitación sexual. El baile se convirtió en una orgía al estilo de los antiguos romanos. Algunas personas murieron (algunos dicen que nadie murió) por lo que Sade nuevamente fue encarcelado.

Acusado de varios incidentes similares Francois paso la mayor parte de su vida encarcelado o en psiquiátricos, en algunas cartas que rescataron, él se refiere a esta época como: <<Los entreactos de mi vida, han sido demasiado largos>> cabe mencionar que era un autor prolífico y que gustaba del teatro.

Napoleón quemando la novela: Justine

Cortesía; Por English: Drawing attributed to P. Cousturier from the signature.

Napoleón escribió: «Es el libro más abominable jamás engendrado por la imaginación más depravada»

 

Obras principales: Justina o los infortunios de la virtud, Filosofía en el Tocador, 120 días de Sodoma y Julieta o el vicio ampliamente recompensado.

Marcado por su filosofía de vida Sade siempre fue señalado, perseguido y no solo él también sus obras fueron motivo. Las citadas anteriormente estaban incluidas en el índice de libros prohibidos de la iglesia Católica y no fueron sacados de ahí hasta 1966.

El Marqués de Sade pasó a la historia convirtiendo su nombre en sustantivo <<sadismo>> haciendo alusión al placer sexual por medio del dolor humano. Teniendo como referencia al <<sadista>> como el que inflige daño o dolor y <<masoquista>> al que recibe el daño.

Y si no lo sabías, ahora lo sabes.

Fuentes: Biografía del Marqués de Sade y su libro Julieta

CRONICA DEL 5 DE MAYO

Por Oswaldo Ramirez González

Al conmemorarse el 150 Aniversario de la Heroica Batalla de Puebla un 5 de mayo de 1862 más, el recuerdo se me viene a la mente cuando me imagino como a través de la memoria histórica esa batalla más que un símbolo de  la resistencia republicana, en aquel entonces liderada por el Presidente Benito Juárez en contra de la instauración de una monarquía (la segunda en la historia de nuestro país) trató de ser impuesta por la fracción política conservadora de aquel entonces.

Esa lucha por al que finalmente en 1867 culmino con la Caída del Segundo Imperio y al Restauración de la República se ha quedad y es bien recordada por el colectivo social de nuestro país. Tal es así que la fecha  hasta hoy en día representa la resistencia  a luchar por la libre determinación sin que otra nación o sistema sea impuesto desde fuera. Símbolo del nacionalismo mexicano y de la cultura popular, esta fecha ha tomado significancia no solo alegórica sino conceptual ya que al llegar el 5 e  mayo de cada año, es motivo de suspensión de labores y consecuentemente de discursos  y desfiles alusivos.

En este caso y coincidentemente al propósito como investigador social tuve a bien visitar el vecino estado de Puebla, precisamente con el objetivo de observar  como se conmemora en el pleno lugar de los hechos.

Por lo general cada año  se festeja de manera  espectacular, eventos previos e incluso coincidentemente esto viene al traste de engarzar la Feria de Puebla en las vísperas de dicho festejo, hecho  por el cual se engrandece  la ciudad de Puebla con la visita de enorme de turistas.

En esta ocasión se trasladó el desfile del 5 de Mayo a una zona denominada Los Fuertes, en donde precisamente  pasaron los hechos de defensa liderados por el entonces general Ignacio Zaragoza.

El desfile comenzó alrededor de las 11am, las autoridades locales esperaban un gran afluente de personas asistentes al evento y  no fueron defraudadas, tanto  de la localidad, como de otros estados e incluso extranjeros, se dieron cita por un lado para ver la Representación (teatral) de la Batalla, posterior a ello los actos protocolarios estuvieron a cargo de un discurso dirigido a los asistentes por el Presidente de la Republica y el Gobernador Estatal. Acto seguido un representante del ejército solicito el permiso al mandatario oficial para iniciar el desfile.

En primer lugar desfilaron los contingentes militares de diversas especialidades, paracaidistas, enfermeras, cadetes, fuerzas especiales, marina, entre otras, seguido por el despliegue de diferentes modelos aéreos (aviones) con los que cuenta la federación, así como una serie de maquinas para tareas diversas; tanques, vehículos blindados, camionetas todo terreno y vehículos semi tanques (orugas), haciendo gala del garbo  militar.

Posteriormente las instituciones invitadas y las escuelas  más importantes dela capital poblana  hicieron cacto de presencia a partir de contingentes, tablas rítmicas, bandas de guerra y/o música y representaciones artísticas aludiendo a la fecha ya mencionada.

Finalmente y sin menosprecio de los contingentes y participantes anteriores, llamó la atención a creatividad y paso de diferentes carros alegóricos que entre otras cosas hacían alusión a símbolos nacionales como regionales; la cerámica de talavera, la catedral de puebla, fiestas tradicionales, números circenses y elementos identitarios característicos como la china poblana.

 

Alrededor de las 12:30 de medio día  el acto alusivo daba fin y con ello el tumulto azaroso de los asistentes retornaba a sus hogares, después de una larga espera y de soportar el abrazador calor de medio día.

Con esto concluyó una fecha más dentro de nuestro calendario cívico anual. Sin embargo cabria hacer reflexión entorno  a retomar el verdadero sentido de homenaje a este y  otros episodios de nuestra historia mexicana. Pues no solo se trata de “feriados en los que se suspenden labores escolares y generales, sino que son momentos sobre los cuales a pesar del rejuego y esparcimiento familiar y social debemos hacer conciencia, hasta donde hemos llegado como nación.

 

HISTORIA DE NUESTRO TIEMPO Part.2

Por: Oswaldo Rmz.

Malestar dejado por la Primera Guerra Mundial

Alemania, derrotada albergaba un profundo resentimiento por la pérdida de grandes áreas geográficas y por las indemnizaciones que debía pagar en función de las reparaciones de guerra impuestas por el Tratado de Versalles en 1919. Algunas de esas cláusulas establecidas dentro del tratado firmado por Alemania fueron:

1.- Pago de indemnizaciones por parte de Alemania a los Aliados por las perdidas económicas sufridas por los mismos a causa de la guerra.

2.- Reducción del ejercito alemán a la cantidad de 100.000 hombres, no posesión de ningún arma moderna de combate (tanques, aviación y submarinos ).

3.- Reducción de la flota Alemana a buques menores a las 10.000 toneladas.

4.- La gran recesión que se presentó en el mundo entre los años 20 y 30, que en Alemania, crearon desempleo, caída del nivel de vida de la clase media, que a su vez abonaron el camino para el surgimiento de las reivindicaciones alemanas y con ello el impulso al partido Nacional-Socialista (Nazi).

Italia, una de las vencedoras, no recibió suficientes concesiones territoriales para compensar el coste de la guerra ni para ver cumplidas sus ambiciones, no había quedado muy conforme con la repartición de territorios hecha en virtud del Tratado de Versalles. Los italianos obtuvieron sólo los territorios de Trento y Trieste, cuando aspiraban a ganancias mucho mayores. Por otra parte, la miseria reinaba en los campos y la carestía azotaba las ciudades, haciendo crecer el descontento popular.

Japón, que se encontraba también en el bando aliado vencedor, vio frustrado su deseo de obtener mayores posesiones en Asia oriental.

Ideologías anticomunistas: el Fascismo y el Nazismo

Ideologías totalitarias de distinto signo se impusieron en tres naciones europeas: Rusia, Italia y Alemania. Con profundas diferencias entre ellos, estos sistemas tuvieron como denominador común la supresión de la libertad política y el papel de preponderante del Estado controlado por un solo partido.

Fascismo

Mussolini fundó en 1914 un periódico, “Il popolo d’Italia“, tribuna que utilizó para incitar la entrada de Italia a la Primera Guerra. Al término del conflicto bélico, creó una unión de ex combatientes bautizada como “Fascio di combatimento“. De este grupo nació el movimiento fascista, de cuño nacionalista y anticomunista. Los fascistas declararon la lucha al comunismo y al débil gobierno de la época, organizando expediciones a los pueblos italianos, donde obligaban a dimitir a los alcaldes socialistas.

Benito Mussolini estableció en Italia en 1922 la primera dictadura fascista. Su régimen fue nacionalista y totalitario. La economía se organizó en base a corporaciones gremiales que agrupaban a obreros y patrones. El corporativismo es una de las características principales que identificaron al fascismo. La preparación militar de la población fue otro de los objetivos del régimen fascista.

Mussolini logró algunos éxitos económicos en cuanto a aumentos de producción y gobernó como amo y señor de Italia, destruyendo a todos los partidos no fascistas y a sus adversarios políticos.

En 1937, Italia adhirió al pacto contra la propagación de los comunistas que ya habían firmado Alemania y Japón. Los bloques ya se perfilaban con nitidez.

Nazismo

Adolf Hitler postulaba que según las leyes naturales, los más fuertes debían imponerse a los más débiles. También consideraba que existía una tendencia natural hacia la duración de las razas, idea en la que se basó para luchar por la pureza de la raza aria, tronco étnico de lo germanos.

Según Hitler, los arios eran una raza privilegiada “forjadora de cultura”. Los judíos, en cambio, representaban para él un pueblo destructor de esa cultura. Hitler veía en el antisemitismo un fundamento de su misión histórica. Esto le llevó a desencadenar una implacable persecución, que comenzó por despojar a los judíos de sus bienes, continuó con su discriminación en todos los aspectos y culminó con cinco millones de víctimas en los campos de concentración.

El estado debía organizarse en base a un principio aristocrático, donde la autoridad estaría en manos del líder, de especial capacidad, en el cual el pueblo depositaría su confianza. Esto explica que Hitler utilizara el título de Führer, o líder, en el régimen totalitario que logró instaurar. Por último, es necesario mencionar que el Führer consideraba fundamental para el porvenir de Alemania la conquista de un “espacio vital” en Europa, lo que implicaba la expansión territorial.

La oportunidad de triunfo para los nazis se presentó tras la crisis económica desatada el año 1929. La población estaba angustiada por la falta de trabajo y muchos capitalistas veían con temor el avance de los comunistas, que se habían hecho más fuertes después de la Revolución Rusa. Además, había en el ejército un deseo revanchista, provocado por la dura humillación que Alemania había sufrido en la Primera Guerra Mundial. Por todo esto, la idea nazi comenzó a ser captada con simpatía por parte de las masas alemanas, que quería recuperar su orgullo nacional.

Japón no adoptó un régimen fascista de forma oficial, pero la influyente posición de las Fuerzas Armadas en el seno del gobierno les permitió imponer un totalitarismo de características similares. Los militares japoneses aprovecharon un pequeño enfrentamiento con tropas chinas en las proximidades de Mukden (actual Shenyang) en 1931 como pretexto para apoderarse de Manchuria, en donde constituyeron el Estado de Manchukuo en 1932. Asimismo, ocuparon entre 1937 y 1938 los principales puertos de China.

Nacionalismos que se transforman en imperialismos

Las apetencias de expansión y dominio del régimen nacional socialista que desembocaron en la invasión de Polonia por Alemania, lo cual significó el estallido de la guerra dos días después.

El conflicto entre Alemania y Polonia se hacía inevitable. Polonia, Estado eslavo, constituía una traba para la expansión hacia el este soñada por Hitler. Desde 1919, Alemania intentaba formular reclamación de índole fronteriza a costa de Polonia, país que comprendía una minoría germana entre 700 y 800 mil individuos, que en opinión de los alemanes, las fronteras de Alta Silesia también constituían una “flagrante injusticia”. Además, la cuestión de Dantzig y el corredor polaco venían produciendo grandes fricciones entre Varsovia y Berlín. En 1919 Dantzig se convirtió en un estado libre bajo control de la Sociedad de Naciones, pero Alemania lo reivindicaba por estimar que su población era casi exclusivamente de lengua Alemana.

La agresión alemana

Hitler inició su propia campaña expansionista con anexión de Austria en marzo de 1938, para lograr la cual no hubo de hacer frente a ningún impedimento: Italia lo apoyó, y los británicos y franceses, intimidados por el rearme de Alemania, aceptaron que Hitler alegara que la situación de Austria concernía a la política interior alemana. Estados Unidos había limitado drásticamente su capacidad para actuar contra este tipo de agresiones después de haber aprobado una ley de neutralidad que prohibía el envío de ayuda material a cualquiera de las partes implicadas en un conflicto internacional.

En septiembre de 1938, Hitler amenazó con declarar la guerra para anexionarse la zona de la frontera occidental de Checoslovaquia con sus 3,5 millones de ciudadanos de lengua alemana.

El primer ministro británico, Arthur Neville Chamberlain, inició una serie de conversaciones que concluyeron a finales de mes con el Pacto de Munich, en el que los checoslovacos, instados por británicos y franceses, renunciaban a la frontera occidental de Checoslovaquia a cambio de que Hitler se comprometiera a no apoderarse de más territorios checos.

Este acuerdo fue infructuoso: Hitler invadió el resto de Checoslovaquia en marzo de 1939. El gobierno británico, alarmado por esta nueva agresión y las amenazas proferidas por Hitler contra Polonia, se comprometió a ayudar a este país en el caso de que Alemania pusiera en peligro su independencia. Francia también estableció un tratado de defensa mutua con Polonia.

 

 

La crisis económica de 1929

En el período que siguió a la Primera Guerra mundial fue necesario reparar los daños que había provocado el conflicto y en ello se ocuparon prácticamente todas las fuerzas de trabajo. En los inicios de la década de 1920 hubo gran prosperidad, por lo que la gente pensó que bonanza y paz eran dos términos que iban de la mano.

Muchos de los proyectos de reconstrucción contaban con el sistema de créditos para lograr financiamiento. El mismo pago de las indemnizaciones de guerra exigidas a Alemania, en virtud del Tratado de Versalles, era realizado gracias a una importante corriente de préstamos provenientes, sobre todo, de Estados Unidos y Gran Bretaña.

La corriente de créditos enviada desde Estados Unidos hacia Europa fue la causa principal del ambiente de prosperidad en el viejo continente. Estados Unidos era entonces el gran soporte del bienestar.

El 19 de octubre de 1929 los indicadores de cotizaciones de la Bolsa de Valores de Nueva York cayeron como una avalancha, creando pánico en el mundo de las finanzas. El año de 1929 está marcado en el calendario de la historia como el inicio de la crisis económica que sumió en la pobreza y la desesperación a millones de personas.

Esta crisis repercutió en Europa y el resto del mundo. Estados Unidos ya no estaba en condiciones de seguir haciendo inversiones en el extranjero y el colapso se extendió rápidamente. La consecuencia inmediata fue la miseria de millones de personas, y el resultado último, que esta gente desesperada fue presa fácil de doctrinas totalitarias que les prometían recuperación material y empleo a corto plazo.

El débil comportamiento de la Sociedad de las Naciones

En 1935 Mussolini había atacado Etiopía y con gran despliegue de fuerzas no tardó en vencer a las desorganizadas tropas del Negus Fallé Selassie ocupando Addis Adeba. La Sociedad de Naciones aplicó unas sanciones económicas que ni siquiera impidieron la llegada del petróleo necesario para la guerra a los puertos italianos. Inglaterra permitió el paso de buques cargados de tropas por el Canal de Suez y con estos hechos la Sociedad de Naciones se desprestigió totalmente fortaleciéndose Italia y reforzándose el eje Roma-Berlín.

La Sociedad de las Naciones no pudo evitar el estallido de nuevos conflictos internacionales ni cumplir la misión pacificadora para la que había sido concebida. No pudo imponer el cese al fuego cuando Japón, Italia y Alemania empezaron las agresiones. A pesar de que aplicó sanciones económicas y diplomáticas, los países culpables optaron por salirse de la organización en lugar de acatarlas.

La guerra civil española (1936-1939)

Se dice que la Guerra Civil Española fue una especie de campo de prueba, en el que se ensayaron las armas que luego habrían de usarse en la Segunda Guerra Mundial, que se inicia cuando terminó el conflicto peninsular.

Hitler, tras denunciar las cláusulas sobre desarme impuestas a Alemania por el Tratado de Versalles, organizar unas nuevas Fuerzas Aéreas y reimplantar el servicio militar, puso a prueba su nuevo armamento durante la Guerra Civil española.

Alemania e Italia entregaron material de guerra a Franco y enviaron tropas especializadas a combatir en suelo español contra el gobierno republicano en 1936. Las otras potencias no quisieron provocar un enfrentamiento directo y se abstuvieron de intervenir en la lucha.

El Pacto de Acero

Hitler y Mussolini firmaron en mayo de 1939 el “Pacto de Acero“, temible alianza ofensiva, con la cual Alemania e Italia se comprometieron a prestarse ayuda militar en caso de guerra, lo que se convierte entonces en el objetivo primordial del nacionalismo. El Eje Berlín-Roma quedó así sellado definitivamente.

Los directores del vasto complejo siderúrgico Krupp estaban vinculados con los nazis y fueron los principales responsables de suministrar el material necesario al esfuerzo de guerra alemán.

La formación del Eje

Los tratados firmados por Alemania, Italia y Japón desde 1936, cuando los dos primeros países acordaron el primero de ellos, hasta 1941 (fecha en la que Bulgaria se incorporó a los mismos) dieron como resultado la formación del Eje Roma-Berlín-Tokio.

Pacto germano-soviético

La noche del 23 de agosto de 1939 en Moscú, Hitler logró que Stalin, a pesar de sus divergencias ideológicas, firmara un pacto de no-agresión entre Alemania y la Unión Soviética (URSS) donde acordaban no luchar entre sí.

Esto permitiría al Führer atacar Polonia, sin temor a una intervención soviética en el frente oriental. De esta forma, Adolfo Hitler tuvo el camino despejado.

Adicionalmente, se firmó un protocolo secreto en el que se concedía a Stalin libertad de acción en Finlandia, Estonia, Letonia y en el este de Polonia y en Rumania.

HISTORIA DE NUESTRO TIEMPO

por: Oswaldo Rmz.

Caída de la Bolsa de Wall Street

Si bien la Primera Guerra Mundial se desarrolló solamente en algunas regiones europeas, la crisis económica que se desencadenó luego de su finalización afectó a todo el planeta. Esta crisis, que cuestionó entre las dos guerras mundiales, la supervivencia de¡ sistema capitalista tal como se venía planteando hasta ese momento, tuvo su centro en los Estados Unidos y de al¡¡ se extendió al mundo.

Los desequilibrios económicos:

Luego de la Primera Guerra, los gobiernos de los diferentes países del mundo, tenían esperanzas en recuperar la prosperidad económica que habían disfrutado hasta 1914. Durante los años 1918-1919, parecía que estas expectativas se estaban cumpliendo, pero en 1920 comienza una crisis que hizo caer precios y expectativas.

Tanto los países anglosajones, como los que habían permanecido neutrales en la guerra, como Japón, ensayaron propuestas para volver a tener una economía sólida basada en una moneda estable, pero lo consiguieron solo parcialmente.

Sin embargo, en la caótica Alemania cayó totalmente el sistema monetario, con lo cual la moneda perdió su valor y terminó con el ahorro privado. Las empresas, entonces, debieron recurrir a los préstamos extranjeros para poder sobrevivir, circunstancia que colocó a Alemania, en los años siguientes, en una gran dependencia de los créditos externos. La situación no era muy diferente en la Unión Soviética y en los países del este europeo, pero en Polonia, Hungría y Austria, la moneda no perdió totalmente su valor.

A partir de 1924, la crisis se fue superando, y comenzó una nueva etapa de prosperidad que reanuda el crecimiento económico, a pesar que algunos precios de materias primas y alimentos básicos volvieron nuevamente a bajar, y que el desempleo se mantuvo alto. Estos desequilibraos llevarían a una nueva crisis, pero esta vez, más profunda.

Estados Unidos y el modelo de vida americano:

La Primera Guerra Mundial había favorecido a los Estados Unidos de una manera espectacular, convirtiéndolo en el principal proveedor de materias primas y productos alimenticios e industriales. También era el principal acreedor del mundo, y su influencia en Europa era fundamental.

La guerra había traído también un importante crecimiento industrial que se calcula en un 15%, siendo los sectores más favorecidos aquellos relacionados con la industria bélica. La agricultura también se había beneficiado y las necesidades europeas de comerciar, convirtieron a la flota americana en la segunda marina mercante del mundo.

La prosperidad y el crecimiento que se inició en los primeros años de la década de 1920, fueron mucho más profundos y estables en los Estados Unidos. En esta época se consolidaron sectores industriales nuevos como la industria eléctrica, la química y la petroquímica, la aeronáutica, la automotriz, el cine y la radiofonía.

Como consecuencia de este desarrollo industrial sin precedentes, el sistema energético se renovó, sobre todo a partir del incremento del consumo de petróleo y electricidad. La industria se hizo más eficiente al incorporarse el Tayiorismo y el Fordismo como nuevas modalidades de producir y organizar el trabajo y la producción en serie se impuso. También se desarrollaron nuevas actividades relacionadas indirectamente con las nuevas industrias, como la construcción de carreteras, de aeropuertos, de viviendas de fin de semana, etc.

Como la competencia industrial era muy fuerte, aumentó la concentración empresarial, dando lugar a la formación de trusts.

La agricultura, por el contrario, no vivió un crecimiento similar, pues los precios agrícolas se mantuvieron por debajo de los precios industriales, generando un desequilibrio desfavorable al sector primario. Ante esto, muchos campesinos vendieron sus tierras por debajo del valor real y se fueron a las ciudades.

Sin embargo, la prosperidad indefinida y el optimismo se extendían por todas partes. Eran los años dorados del consumismo y de la exaltación nacionalista. Se creía alcanzada la meta de ser una sociedad opulenta. El clima de confianza se tradujo en la compra de acciones de las empresas industriales por parte de un gran número de la población, siendo la Bolsa de Nueva York el centro de la economía mundial, a dónde llegaban capitales de todos los puntos del planeta.

A pesar de esto, como la economía mundial estaba en desequilibrio con respecto a los Estados Unidos, no se pudo generar una demanda suficiente que pudiese sustentar la expansión industrial. Esto dio lugar a que ya en 1925, se comenzase a acumular stock de diversos productos, dando lugar a la caída de los precios, al desempleo y a la pérdida de la capacidad adquisitiva de la población.

Hacia fines de la década, la compra de acciones de manera desenfrenada creció en un 90%. La especulación financiera hacía ganar dinero rápidamente, siendo el valor de las acciones ficticios, ya que estaban por encima de su valor real. (La gente sacaba créditos en los bancos y ponía ese mismo dinero en la bolsa, a un interés mas alto de lo que pagaba)

La caída de la Bolsa de Nueva York:

EL PORQUE DE LA CRISIS:

A medida que la prosperidad aumentaba, los empresarios buscaron nuevas negocios para invertir sus ganancias. Prestaban dinero a Alemania y a otros países e instalaban sus industrias en el extranjero (la Argentina y Brasil, entre otros). También invertían en maquinarias que permitían aumentar la producción. Desde que advirtieron que tendrían dificultades para vender tanta mercadería, comenzaron a invertir en bienes de lujo, como joyas o yates, y en negocios especulativos. La compra de acciones en la bolsa se fue transformando en uno los más rentables. Muchas veces, para comprar acciones, los empresarios pedían créditos a los bancos. Debido a que la ganancia de las acciones podía llegar a un 50% anual y el interés que debían pagar por los créditos bancarios era del 12%, los beneficios que obtenían eran enormes.  A fines de la década, la prosperidad, que antes estaba basada en el desarrollo industrial, pasó a depender de la especulación.

En 1928, algunos síntomas hacían prever que la economía estaba en peligro. Los ingresos de la población no habían subido tanto como para que el consumo siguiera creciendo. Los almacenes estaban llenos de mercaderías que no podían ser vendidas y muchas fábricas comenzaron a despedir a sus trabajadores. Sin embargo, en la bolsa seguía la fiesta especulativa. Los precios a que se vendían las acciones no reflejaban la situación económica real de las empresas. Aunque el crecimiento de muchas de ellas se había detenido, sus acciones seguían subiendo porque había una gran demanda de los especuladores. Nadie pudo o quiso darse cuenta de la gravedad de la situación. Cuando en octubre de 1929 la Bolsa de Nueva York quebró, la crisis fue inevitable y se extendió al sistema bancario, a la iindustria, el comercio y al agro estadounidenses. Sus consecuencias se sintieron también en todo el mundo y perduraron hasta la Segunda Guerra Mundial.

El jueves 24 de octubre de 1929, se produjo el crash de la bolsa de Wall Street. Más de 13.000.000 de títulos que cotizaban en baja no encontraron compradores y ocasionaron la ruina de miles de inversores, muchos de los cuales, habían comprado las acciones con créditos que ya no podrían pagar. (Foto: Una multitud aguarda para retirar sus depósitos)

Esto llevó a que la gente entrara en pánico, y quienes poseían dinero en cuentas bancarias corrieron a retirarlo. Los bancos no eran capaces de hacer frente a tal magnitud de reintegros, y además, como en los Estados Unidos se había tratado de hacer frente al descenso de la demanda con una expansión de¡ crédito a los ciudadanos comunes, se vieron desbordados por deudas incobrables. Ante esto, se negaron a dar nuevos créditos y a refinanciar las deudas existentes, pero sin embargo, aproximadamente 600 bancos americanos quebraron.

A partir de ese momento se inició un período de contracción económica mundial, conocido como la “GRAN DEPRESIÓN”.

En los Estados Unidos, el descenso del consumo hizo que los stocks acumulados crecieran, las inversiones se paralizaran y muchas empresas tuviesen que cerrar sus puertas.

La caída de la actividad industrial supuso una desocupación generalizada, de tal manera que se calcula que hacia 1932, existían en los Estados Unidos cerca de 13.000.000 de desocupados.

La depresión trajo también penuria en el campo, pues muchos agricultores se arruinaron como consecuencia de la caída de los precios y de los mercados agrícolas. Como solución desesperada para poder pagar sus deudas, gran cantidad de trabajadores agrícolas vendieron sus tierras a precios irrisorios y se fueron a trabajar al oeste.

La pobreza no alcanzó solo a campesinos y obreros, sino que se extendió a empleados, profesionales y capitalistas arruinados.

Extensión de la crisis

Las conexiones existentes en la economía internacional, pero sobre todo la dependencia que de los Estados Unidos tenía la economía europea, hicieron que la Gran Depresión, se extendiera por todo el mundo.

La caída de los precios en América afectó a las industrias de otras partes de¡ mundo que tenían precios superiores a los estadounidenses y que al no poder competir, vieron drásticamente reducidas sus exportaciones. Al mismo tiempo, la disminución de la demanda norteamericana, (y por ende, de sus importaciones), frenó las exportaciones de muchos países, con lo que disminuyó el comercio mundial.

Los Estados Unidos también trataron de repatriar capitales que habían invertido en diferentes países. Esto tuvo una especial repercusión en Alemania, que tenía cuantiosos créditos tomados a Norteamérica, pues ese país había sido prácticamente obligado a endeudarse para hacer frente a las reparaciones de guerra estipuladas en el Tratado de Versalles, las que debían ser pagadas en efectivo. La crisis afectó también a Austria, Gran Bretaña, Francia, América Latina, el Sudeste Asiático, Australia, y muchos más, ya que salvo en la Unión Soviética, sus consecuencias repercutieron de una u otra manera en todo el planeta.

 El New Deal:

La crisis había llevado a replantear el rol del Estado en la economía de una nación. En marzo de 1933 asumió como presidente de los Estados Unidos, Franklin Roosevelt, quien se fijó como principal objetivo reconstruir la economía de su país.

Para esto desarrolló un plan conocido como “New Deal”, que consistía en la regulación de la economía favoreciendo las inversiones, el crédito y el consumo, lo que permitiría reducir el desempleo. El gasto público debía orientarse a la seguridad social y a la educación.

El modelo estaba inspirado en las ideas del economista John Keynes que expuso sus principios en el libro “La teoría general del empleo, el interés y el dinero”. Keynes sostenía los principios del liberalismo clásico, pero proponía la intervención del Estado en aquellos casos en que se viera perjudicado. Creía que una redistribución de los ingresos y el aumento de la tasa de empleo, reactivaría la economía. Nació así la teoría keynesiana.

Las medidas adoptadas por Roosevelt fueron: ayudar a los bancos, subvencionar a los agricultores, aumento de los salarios y reducción de las horas de trabajo, creación de nuevos puestos de trabajo en la administración pública y en obras públicas, lo que daría un fuerte impulso a la construcción y a sus industrias derivadas. También se establecieron planes de asistencia sanitaria y se organizó un nuevo sistema de jubilaciones y pensiones”

Los resultados del New Deal fueron desiguales, lográndose estabilización en lugar de crecimiento. No se logró el pleno empleo y la permanencia de un número alto de desocupados, hicieron de la década del 30. Un período de tensiones y enfrentamientos sociales.